Velocidad, fiscalización y educación

cropped-foto-28-03-14-19-32-231.jpg
El reciente anuncio de la Alcaldesa de Providencia junto al Subsecretario de Transportes de la disminución de velocidades en 3 grandes calles de Providencia (Andrés Bello, Eliodoro Yáñez y Tobalaba) causó gran debate. Por un lado, varios automovilistas se mostraron indignados por la medida, mientras otros nos alegrábamos por un avance, tímido, pero una señal de cambios que nos llena de esperanza.

Antes del anuncio del nuevo límite de velocidad, éramos testigos de cómo estas 3 calles estaban convertidas en verdaderas autopistas (excepto en hora punta, donde apenas avanzan en medio del taco), con vehículos circulando a más de 100km/h. Vías donde la convivencia motorizados/ciclistas se hacía muy compleja.

Con el nuevo límite de velocidad máxima recién impuesto, la situación no ha cambiado. El simple anuncio no genera modificación en las conductas. La imprudencia y falta de respeto no tienen que ver con un simple letrero.
Apelamos, entonces, a tres medidas: Reducción de velocidad, Fiscalización y Educación.
La actual velocidad máxima en ciudades es de 60km/h. No entiendo la razón que aún existen calles con velocidad máxima 70.

El actual proyecto de modificación a la Ley de Tránsito establece que la velocidad máxima sería de 50km/h. Imagino que estas tres avenidas volverán a experimentar una modificación.
Desde las organizaciones ciclistas solicitamos que el límite sea 40km/h y además, se ajuste la escala piramidal de sanciones.

Si el ente fiscalizador no está presente, si no hay “foto radares” o cualquier otra medida que desincentive el exceso de velocidad, nada impide apretar el acelerador.
Al igual que en las “Zonas 30”, la mera normativa no causa efecto. Es necesario intervenir en tiempos de semáforos, ancho de pistas y medidas físicas.

Y la educación es un tema de fondo. Necesitamos cambios culturales, donde todos entendamos el derecho a usar las calles y el respeto por la persona de al lado, que un auto impactando a un peatón o ciclista a 60km/h es muerte casi segura.
Queremos que se incluya la educación cívico-vial desde los primeros años de colegio dando la oportunidad a los alumnos de 4to medio de, por ejemplo, terminar su enseñanza con licencia de conducir. Para eso es necesario que se implementen talleres y asignaturas con contenidos potentes, orientados a crear buenos peatones, ciclistas o automovilistas. Donde a nuestros hijo no sólo se les enseñe los colores del semáforo y el significado de alguna señales, sino, se impartan contenidos relativos al cuidado y respeto de las personas.
IMG_5176.JPG
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s