Detengamos la congestión: menos autos

congestion en Santiago
foto: Agencia UNO

 

Atacar la congestión aumentando el número de carriles es equivalente a atacar la obesidad aumentado el tamaño del cinturón

De inmediato se nos viene a la mente el concepto de “demanda inducida” por la facilidades del auto: si le das espacio en la calle, se vuelve a llenar.
La construcción de autopistas urbanas sólo ayuda a agilizar el tránsito dentro de su propia red. Lejos de ayudar en la disminución del taco, suman más autos a las calles ya colapsadas. Donde ya no hay más espacio ni para seguir estacionando.

El uso excesivo del auto particular genera contaminación, pérdida de tiempo (que podríamos utilizar en vida familiar, ocio, deporte, doromir, etc), deterioro en la salud en todos los habitantes de la ciudad. Todos estos costos son asumidos por el Estado (el bolsillo de hasta quienes no tienen auto)

El desarrollo de la ciudad debe apuntar a disminuir el uso del auto:

+ Mejorar en el transporte público:
Ampliar las pistas exclusivas, permitiendo rutas más expeditas y menor tiempo de viaje.
Mayor número de puntos de recarga de tarjeta Bip!. Al mismo tiempo que se mejora la tecnología, permitiendo cargar vía internet sin la necesidad de acerca a tun “tótem” para validar la carga.
Disminuir el valor del pasaje.
Potenciar la red de metro

+ Valorar la caminata como principal modo de transporte:
Ampliando y mejorando las veredas.
Corrigiendo tiempos y prioridades en los semáforos para no tener que cruzar la calle corriendo.
Mejoramientos de parques y centros de encuentro.

+ Facilidades para ciclistas:
Que se respete la Ley:

  • La bicicleta es un vehículo y como tal tiene el deber y el derecho a usar la calle. Por tanto: educación vial en colegios y campañas comunicacionales para que, por ejemplo, al momento de ser adelantados por un auto, éste lo haga por la pista de al lado y no a 50 cms.
  • La implementación de ciclovías debe hacerse en la calzada.

Modificar la Ley de Tránsito para disminuir las velocidades máximas y se permita la instalación de “foto radares” para la fiscalización de esta norma.

Bicicleteros seguros en edificios públicos y centros de interés. El problema no es sólo trasladarse, es donde dejar la bicicleta una vez que llegamos a destino.
Integrar las bicicletas al sistema de transporte público:

  • Sistema de bicicletas públicas pueda ser usado con la tarjeta Bip!
  • Que el cobro por estacionar la bicicleta en un bicicletero Metro sea asociado a un transbordo Bip! (actualmente debemos pagar el pasaje de metro + el bicicletero)
  • Que, al menos los domingos, se pueda subir la bicicleta al Metro
  • Se instalen rack para transportar bicicletas en algunos buses del Transantiago y que en horario valle también se puedan subir a ciertas buses

Quién gana con la pelea entre sistemas de bicicletas públicas en Stgo?

Las Condes no quiso ser parte del sistema de bicicletas públicas Bike Santiago que operará en 14 comunas de Santiago y lanzó su propio servicio independiente. Las críticas por su ‘independencia’ llegaron desde su puesta en marcha.

Hace algunos días, la polémica ha escalado desde las opiniones y cuestionamientos de los usuarios al intercambio de tuits muy frontales y al límite de los agresivo desde las mismas cuentas de twitter de Bike Santiago y la Municipalidad de las Condes. Hoy, la discusión sigue en el diario a manos del mismísimo Alcalde de las Condes y el Intendente de la Región Metropolitana.

A primeras luces, quienes salen perjudicados por una comuna con un sistema isla, son los usuarios.
Comparando ambos sistemas no hay muchas diferencias. El método de inscripción y valor es el mismo ($5.000 aprox, pagando vía internet con tarjeta bancaria). Se pueden usar las bicicletas por 30 minutos, luego hay una multa que se carga automáticamente a nuestra tarjeta de crédito. Las bicicletas de ambos sistemas tienen luces, pero no proporcionan el casco (su uso es obligatorio según Ley de Tránsito).

La idea del Alcalde Mayor toma mucha fuerza con esta polémica. Una autoridad central, con suficiente poder de decisión podría coordinar e implementar este sistema sin tener que verse afectado por las visiones personales de cada autoridad municipal. Orrego no imaginó las ganancias políticas que puede obtener con este debate, o si?.